Sucesión de contratas obligada por convenio colectivo. EL TS declara que la empresa entrante no responde de las deudas salariales anteriores

5-2-1

El trabajador había venido prestando servicios para una empresa de seguridad con la categoría de vigilante sin arma. El 22-10-2012 la empresa fue sucedida en la contrata por Eulen seguridad, S.A. que, en cumplimiento del convenio aplicable, se hizo cargo del trabajador. En el momento de la subrogación,  la anterior empresa adeudaba al trabajador salarios por un importe de 3.289,45 euros. El convenio colectivo aplicable es el estatal para las empresas de seguridad.

El trabajador interpone demanda en reclamación de cantidad, que es estimada condenando solidariamente a ambas empresas al pago de los salarios adeudados y absolviendo del pago al FOGASA. La nueva adjudicataria interpone recurso de suplicación, que es estimado por el TSJ País Vasco que entiende que se trata de un supuesto distinto al del ET art. 44 -sucesión de empresas intervivos- al no existir transmisión de elementos materiales y a ser la asunción de los trabajadores por la contratista obligada por el convenio colectivo,  que establece que la empresa saliente es la única obligada al pago de las retribuciones anteriores a la adjudicación de la nueva contratista.

Por el contrario, el FOGASA, considera que se trata de una sucesión de plantilla, ya que pese a que la asunción viene obligada por el convenio colectivo, la voluntariedad de la asunción a la responsabilidad solidaria de las deudas anteriores a la transmisión, por ello interpone ​recurso de casación en unificación de doctrina ante el TS.

La cuestión debatida consiste determinar si se aplican las garantías establecidas para la sucesión de empresas o  las previsiones contenidas en el convenio estatal de empresas de seguridad exonerando de responsabilidad a la nueva adjudicataria.

Para resolver la cuestión, el TS señala en los supuestos de sucesión de contrata​ no se aplican las garantías del ET art 44, ya que ni se produce una transmisión de los activos patrimoniales, ni se trata de una sucesión de plantillas en los sectores en los que la actividad descansa fundamentalmente en la mano de obra. Asimismo, considera que cuando la subrogación se produce por el mandato del convenio colectivo y no por la voluntad del nuevo contratista de hacerse cargo de la mayoría de los trabajadores que prestaban servicios en la contrata no se trata del​ supuesto de sucesión de empresas regulado en el ET art. 44.

Igualmente, entiende que es perfectamente válido que la autonomía colectiva favorezca la continuidad de las relaciones laborales afectas a un servicio que permanece y que se realice en determinadas condiciones que son fruto del acuerdo logrado a través de la negociación colectiva.

Además el ET art. 44.3, trasponiendo la Dir 2001/23/CE art. 3,  establece la responsabilidad solidaria de contratista y subcontratista en las transmisiones por actos inter vivos por obligaciones laborales no satisfechas nacidas con anterioridad a la transmisión y no satisfechas, pero ​el convenio colectivo establece al respecto que la empresa saliente es la única responsable de las cuotas derivados de la prestación del trabajo hasta el momento del cese en la adjudicación.

Por ello, se concluye que la nueva empresa adjudicataria del servicio de seguridad que tiene obligación de subrogarse en los tra​bajadores de la anterior empresa por mandato  del convenio colectivo, lo debe hacer con los requisitos y límites que el mismo establece, de manera especial, sin responder de las deudas contraídas por la empresa adjudicataria anterior con sus trabajadores antes de la asunción de la contrata por la nueva empresa. Por lo que se desestima el recurso.

Nota. Se presentan dos  votos particulares que consideran que, aplicando la doctrina anterior de la sala, lo que se ha producido una sucesión de plantillas desde el momento en que se ha transmitido en su totalidad la contrata de seguridad de los establecimientos, por lo que se han de aplicar las garantías del del ET art. 44.3 y que ha aplicado la jurisprudencia europea (caso Temcos service industries), que considera que el carácter voluntario o no de la asunción de la plantilla de la empresa saliente no afecta al alcance de la obligación de subrogación.​

Además, considera que como  regla general el Convenio puede imponer o no la subrogación, pero, si la impone, la citada empresa debe subrogarse en los derechos y obligaciones de la saliente con las garantías establecidas del ET art. 44.  Por todo lo razonado, entiende que la sentencia debió estimar el recurso formulado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies